Interes General

En la Legislatura porteña celebran el Día de Boedo

El legislador porteño Mariano Recalde presentó un proyecto de declaración para agasajar al barrio en su nuevo aniversario.

El legislador porteño Mariano Recalde, integrante de la bancada Unidad Ciudadana, presentó un proyecto de declaración para que la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires exprese su beneplácito por el Día del barrio de Boedo, el cual se conmemoró el 25 de julio.

En la defensa de este proyecto de declaración (Expediente 2100-D-2018), Recalde cita la Ley 1.043, aprobada en junio de 2003, que instauró al 25 de julio como Día del barrio de Boedo, en honor al prócer de la independencia que le diera su nombre, Mariano Boedo.

“La relación entre el barrio y su actual nombre se remonta al 6 de marzo de 1882 cuando la Ciudad de Buenos Aires homenajea al prócer incorporándolo en su catastro al nombrar la hoy avenida principal del barrio con su nombre. Con el paso del tiempo, los alrededores de esa avenida fueron conformando lo que hoy conocemos como el barrio de Boedo. Sus pasajes, las fachadas de las casas, y sus empedrados nos traen reminiscencia de los tiempos que vivió, sus murgas históricas, que se lucen en cada carnaval es parte del paisaje de verano de la capital”, expresa el representante sobre el barrio y su impronta.

“Dentro de sus límites se fundó y realizo una prolífica obra el conocido grupo de Boedo, que lo integraban prominentes artistas de la literatura, la poesía, la música y la pintura.  El tango también es una parte esencial de la identidad del barrio, numerosos puntos del mismo son retratados, con “Sur” y “Boedo” de Manzi y De Caro respectivamente, como los ejemplos por antonomasia. Hoy en día, Boedo es uno de los barrios que más identificados están con la cultura y la historia porteña, siendo uno de los barrios que nos representan hacia afuera y al interior de nuestro país”, concluye Recalde.

Los fundamentos para haber sancionado la Ley 1.043 fueron elaborados por los entonces legisladores Fernando Finvarb, Elisa Cuitiño, Fernando Caeiro, Mario O’donnell. Expresan: “El 25 de julio de 1782 nació en Salta Mariano Boedo, quien desarrolló una breve pero destacable actuación en los años previos a la Independencia. Nos dice la Junta en su nota: “Sus contemporáneos, que lloraron su prematura desaparición el 9 de abril de 1819, ignoraban que la figura de Mariano Boedo sería honrada antes de terminar el siglo cuando, el 6 de marzo de 1882, se dicta la Ordenanza que designa con su apellido una de las arterias que, desde 1867, y siendo presidente Bartolomé Mitre, se habían establecido como nuevos límites de la ciudad, que a partir de allí se extendió hasta las futuras calles Medrano, Castro Barros, Venezuela, Boedo y Sáenz”.

“No hubo en este vecindario –sigue diciendo la Junta- un propietario de tierras principal. Tampoco tuvo plaza, estación ferroviaria ni parroquia que le diera nombre. Su actual territorio fue parte de las antiguas parroquias de San Carlos Sur y San Cristóbal Sur y, hasta la Ordenanza de 1968, constituyó, principalmente, parte de Almagro. Sin embargo nadie ignora que la calle se hizo pronto barrio y que su nombre se convertiría en sinónimo de progreso y cultura. En 1923 nace el Grupo de Boedo, escritores y artistas plásticos que formaron una de las vanguardias de la década. En 1928 Julio de Caro compone el tango Boedo, y en ese mismo año el poeta Dante Linyera escribe los versos de otro tango famoso, Florida de Arrabal, mostrando la vigencia del barrio”, agregan.

En la página oficial del Gobierno de la Ciudad también se traza un breve recorrido histórico sobre Boedo: “Este barrio debe su nombre a Mariano Joaquín Boedo, prócer de la independencia argentina y diputado nacional por la provincia de Salta. Fue abogado y jurisconsulto. Participó activamente de las jornadas de 1816 que aquel 9 de julio declararon la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata del rey de España. Como Vicepresidente del Congreso de Tucumán fue uno de los firmantes del Acta de la Independencia. Nuestra Ciudad rescató su recuerdo y lo incorporó al catastro municipal el 6 de marzo de 1882, dando origen a la calle que hoy lleva su nombre, por iniciativa del entonces presidente de la Corporación Municipal Torcuato de Alvear”.

“Con el correr del tiempo la zona semi-rural que rodeaba la calle Boedo se fue transformando. Era una importante vía de circulación utilizada por vehículos de tracción a sangre y por tropillas de animales arriadas a los antiguos mataderos. Más adelante, y con la llegada de los primeros tranvías, la zona se pobló y se convirtió en barrio. El barrio fue habitado por inmigrantes que pronto comenzaron a organizarse. Las nuevas corrientes políticas definidas por anarquistas y socialistas se hacían presentes y se expresaban culturalmente con grupos literarios y artísticos, además, diferentes expresiones del tango como un nuevo mensaje social suburbano surgían en la zona”.

Hacen énfasis en el Grupo Boedo, uno de los hitos distintivos del barrio: “En Boedo 837/39, un local ubicado en el fondo de la construcción que ha llegado a nuestros días, Antonio Zamora se reunía con jóvenes escritores; Elías Castelnuovo, Álvaro Yunke, Leonidas Barletta, Roberto Arlt, Nicolás Olivari, Roberto Mariani, y otros, que constituyeron el Grupo Boedo”.

Juan Castro

Related posts

El Palacio de Hacienda fue declarado Monumento Histórico

EL Post

¿Qué hacer en Buenos Aires este invierno?

EL Post

La Comuna de Boedo y Almagro, tercera en denuncias por discriminación

EL Post

Creció un 17% el ingreso de turistas en lo que va el año

EL Post

Del balón de oro al de trapo

EL Post

Aprueban una ley que regula la inversión privada en proyectos culturales de la Ciudad – Télam

EL Post