Sociedad

la odisea en barco y tren de cinco mil kilos de huesos

Cuando los dos containers con la réplica del dinosaurio más grande del mundo llegaron a las plataformas del Puerto de Buenos Aires, llegó también la primera sorpresa: la división drogas de la policía quiso ver el contenido. Y aunque todos los papeles estaban en regla, los técnicos del Museo Egidio Feruglio debieron abrirlos y sacar una por una las piezas que en total sumaban 5 mil kilos. Las autoridades querían estar seguras que entre tantos huesos hechos de resina, fibra de vidrio y poliuretano expandido no se encontrara escondido algún cargamento de droga. Increíble pero real.

Primera peripecia de un largo viaje hasta que la réplica del “Patagotitán mayorum”, el dinosaurio hervíboro más gran del mundo llegara al Field Museum de Chicago donde por estos días comenzará su exhibición.

El Titán Patagónico vivió hace 95 millones de años en la Patagonia.

El Titán Patagónico vivió hace 95 millones de años en la Patagonia.

El armado y ensamblado de las piezas tardó 7 meses. Trabajaron 15 personas. El viaje comenzó en dos camiones desde Trelew, donde se encuentra el Museo Feruglio, hasta el puerto de Buenos Aires. De allí y tras unos días de espera, el viaje en barco hasta el puerto de Nueva York. El traspaso hasta Chicago fue en un tren de carga. Tiempo total de travesía: 2 meses y medio.

Maximiliano Iberlucea y Florencia Gigena formaron parte de la delegación de 12 personas que hicieron el viaje. Desde el aeropuerto de Nueva York y mientras esperaban embarcar para el regreso a la Argentina, conversaron con Clarín contando impresiones y anécdotas.

El dinosaurio más grande del mundo tiene nombre: Patagotitan mayorum. Foto Daniel Feldman

Trabajos en el paraje El Sombrero, donde fue hallado el Titán del Sur.

Para el museo de Chicago, la presencia de esta réplica es de suma importancia. Sus autoridades vieron el éxito comercial que tuvo la misma en Nueva York y decidieron incorporarla y renovarse para atraer a más público. No se equivocaron: desde la llegada de la réplica (aún si armar) tuvieron 23 mil visitas en su sitio. Solo en un día y medio.

El dino fue armado en el hall central y aún antes de se arme en forma completa la gente ya desbordaba el salón. Las autoridades dejaron el ingreso mientras se ensamblaban las piezas, lo que representó un gran atractivo.

Los técnicos del Feruglio tropezaron con algunos inconvenientes. Debieron armar en zigzag la enorme cola para que no obstruya las vistosas arañas de luz que tiene el hall. Hubo descuento especial para los jubilados que sacaban abonos por 7 días para ver en forma completa el armado del dinosaurio.

La réplica del Titán Patagónico, en Chubut

El Titán Patagónico vivió hace 95 millones de años en la Patagonia.

Durante esos días se presentó un coro, una orquesta y hasta se realizó una fiesta de casamiento. Ese día, la gente del museo trelewense debió dejar de trabajar antes para permitir el armado del catering, mesas y sillas que iban a servir para que los invitados a la boca estén más cómodos.

La historia del dinosaurio comenzó en 2012 cuando el peón de campo Aurelio Hernández descubrió el primer hueso de lo que luego sería uno de los hallazgos más asombrosos de los últimos años en el campo de la paleontología. Se trataba de un fémur, que según los primeros estudios pesaba igual que el de 14 elefantes africanos, por lo que el animal habría pesado entre 70 y 100 toneladas. Fue en un campo de la localidad chubutense de Las Plumas.

En el lugar se encontraron más de 150 fósiles pertenecientes a los restos de al menos seis ejemplares de una misma especie de dinosaurio gigante, que resultaría la más grande hasta ahora conocida. Los fósiles originales están depositados en la colección del MEF, pero el impacto de su descubrimiento fue tan grande que otros museos del mundo comenzaron a pedir su réplica para incluirla en sus exhibiciones.

El Field Museum, con casi 200 años, es uno de los museos más antiguos de Estados Unidos. Se encuentra en la tercera ciudad en tamaño en ese país y es uno de los más visitados con más de dos millones de personas que lo recorren anualmente.

El museo tiene en el hall jardines colgantes y réplicas de enormes elefantes. Pero la presencia del Titanosaurio los eclipsó. Cuentan los técnicos que en el lugar hay grúas de alta tecnología que hacen más simple el armado. También la manera en que logran reconstruir un dinosaurio cuando le faltan algunos de sus huesos: “Recurrimos a mirar y comparar con especies similares. Recurrimos a cálculos matemáticos y a la tecnología que brinda la computación”.

El museo está ubicado en un campus especial donde también se encuentran un planetario y un acuario. Y un estadio de fútbol americano perteneciente a los Chicago Bears (oso en castellano).

Un fin de semana se disputó un partido. Y porristas y jugadores rindieron homenaje al “nuevo vecino de Chicago”.

Lo bautizaron “Máximo”. Eligieron ese nombre en castellano por los habitantes latinos que viven en la ciudad ( el 23% de la población).

Varios técnicos del Museo Feruglio permanecerán unos días más en Chicago. Están reforzando la pintura con barniz porque el techo del museo tiene un cúpula de vidrio y el sol podría afectar el color. Nada queda librado al azar, desde aquel momento en que Aurelio Fernández vio unos huesos que le parecían raros. Aurelio nunca supo lo que había encontrado: murió antes, trabajando duro en el desierto de la Patagonia.

Nota Original

Related posts

El toque Mactas: "Charly"

EL Post

El Senado dio media sanción a la Ley Justina, para que todos sean donantes de órganos

EL Post

Recomiendan empezar a los 45 años los controles para evitar el cáncer de colon

EL Post

Información oficial: la E es la línea con mayores problemas técnicos del subte

EL Post

Quién es la instagramer sueca a la que bautizaron «la nueva Brigitte Bardot»

EL Post

Desbaratan una banda que vendía licencias médicas truchas para empleados de Educación

EL Post
Abrir chat
Powered by