Interes General Salud

La tradición de la caña con ruda

La tradición de la caña con ruda es una costumbre muy arraigada en países como Argentina,Uruguay y Paraguay.Pero.. ¿que realmente significa realmente y cuales son realmente sus efectos?

Este 1° de agosto serán muchos los que al levantarse tomarán tres sorbos de caña con ruda en ayunas. Otros recomendarán mejor siete tragos, y los más supersticiosos dirán que lo ideal es un vaso entero.

Lo harán para alejar los males, evitar enfermarse en los meses venideros o porque la tradición familiar así lo indica. Incluso algunos hablarán de atraer la buena suerte y de un método eficaz contra la envidia. 

El ritual -que es heredado de la cultura guaraní- consigue adeptos a lo largo y ancho de Argentina, Paraguay y Uruguay. No hay nada que indique que atenta contra la salud, incluso en ciertos casos se cree buena para matar parásitos. 

El origen

Los pueblos originarios de América reconocían en la ruda “múltiples propiedades medicinales contra parásitos y malestares gastrointestinales, además de su uso para calmar el ardor y la irritación de picaduras de bichos y alimañas”.

Al mezclarla con la caña, crearon un remedio para superar los típicos problemas que traía el mes de agosto: grandes lluvias y frío que causaban muertes, no sólo en el ganado sino también en la población. 

Adaptación criolla

Inicialmente el licor empleado se fabricaba con chañar, patay, tunas o algarroba. Cuando llegaron los europeos en el siglo XXV, la receta cambió y se adaptó hasta la que conocemos actualmente. 

Durante la colonización española la caña comenzó a cultivarse para obtener azúcar, así que en paralelo se produjo también el aguardiente de caña.

Cómo prepararlo

Es necesario hacerlo con anticipación, por lo que si la idea es consumirla este jueves, mejor comprar una ya lista.

El primer paso es colocar algunas hojas de ruda macho en una botella de caña. Se deja macerar por 1 mes, pero es posible guardarla hasta por un año. 

Para que no resulte muy fuerte, se recomienda prepararla con 30 días de anticipación y agregarle cascaritas de naranja y un chorrito de miel.

El ritual         

Los tres sorbos -o los siete tragos- se beben en ayunas y se acompañan con frases clásicas como “Julio los prepara y agosto se los lleva”, “Caña con ruda, contra el mal ayuda” o “Más vale emborracharse que morirse”.

La tradición indica que hay que llevarlo a cabo el 1° de agosto de cada año, pero quienes no lo logren tienen tiempo hasta el día 15.

Related posts

Más de cien vecinos de Flores debatieron iniciativas para su barrio

EL Post

El 16 de abril se celebra el día mundial de la voz

EL Post

Prohibieron dos productos médicos para diabéticos que eran falsos

EL Post

Se lanza la convocatoria para participar por uno de los tres espacios en una las ferias de arte más importantes del país

EL Post

Barrios porteños: la nueva cara del turismo y la inversión

EL Post

El Palacio de Hacienda fue declarado Monumento Histórico

EL Post