Cultura

Las provincias dicen presente en arteBA

El Barrio Joven de arteBA denota este año una fuerte presencia federal, con proyectos de artistas autogestionados de Mendoza, Córdoba, Tucumán, Salta y La Plata, que muchas veces funcionan en casas o no tiene sede fija, que responden a necesidades locales y que conforman modelos galerísticos «camaleónicos» donde lo comercial no siempre es la columna vertebral.

Se trata de proyectos independientes, espacios auto gestionados y plataformas no convencionales, representados por artistas de joven trayectoria -nacidos en los años 90 y 80- y que evidencian formatos diferentes entre sí.

Búm de La Plata, El Gran Vidrio de Córdoba, Imagen Galería de Mendoza, La Arte de Salta, Lateral de San Miguel de Tucumán y NN de La Plata son algunas de las quince galerías o proyectos que este año integran el sector y que, como novedad, incorporó un espacio para la performance.

Según el texto de los curadores, Miguel López y Santiago Villanueva, «cada proyecto es así un reflejo crítico de la ciudad donde está ubicado. Muchos no tienen espacio físico porque tienen un carácter itinerante, otros suceden en casas o lugares prestados. Y aun cuando algunos de estos espacios se presentan formalmente como ‘galerías’ su accionar es mutante, elástico, heterogéneo, cambiando de acuerdo a los objetivos, presupuestos y personas involucradas».

«En Barrio Joven hay muchos espacios de artistas autogestionados donde lo comercial no es la columna vertebral. Son espacios más camaleónicos que surgen con particularidades que responden a las urgencias de cada escena. Se da otro tipo de conjunción donde el artista es también gestor y curador. Es también una manera de construir una plataforma para mostrar lo que haces, en un contexto en el que seguramente no hay un espacio donde hacerlo», dice Villanueva.

«En algunas provincias, hay museos que no están presentes en la escena artística del lugar. Es un problema enorme por ejemplo tener un museo en Mendoza que está cerrado hace años. No es casual que acá estén presentes espacios de provincias donde la escena institucional no toma cuidado de eso. Y es bastante absurdo», agrega el curador y artista.

Es por eso que muchos de estos espacios no nacen exclusivamente orientados para generar un mercado sino para construir escena, lo cual significa también buscar alternativas ante la ausencia del Estado y sus políticas públicas en materia de arte y cultura.

Para Villanueva, «son modelos de proyectos que pueden durar tres, cinco o diez años y luego desaparecer, o aparecer otro. Durar más tiempo no quiere decir que sea mejor y tampoco es un objetivo. Pueden responder a ciertas necesidades que seguramente cambien con el tiempo. Es un modelo actual no sólo en la escena argentina sino también latinoamericana: un modelo autogestivo, de generar tu propia plataforma, desde una mirada crítica y disconforme», resume.

Así, en una recorrida por los stands, el público se encontrará por ejemplo con el proyecto Lateral de Tucumán, donde se exhibe la obra de Florencia Sadir (1991), una de las gestoras del espacio junto a Hernán Aguirre García y Gaspar Núñez, quienes se conocieron en la Facultad de Artes.

«Lateral nació hace dos años y medio por la necesidad de poder hacer circular nuestra obra y que haya un espacio para poder hacer muestras tanto de artistas tucumanos como de otras provincias o países. Para poder dinamizar la escena del arte de Tucumán y también meternos más en la curaduría, exhibición y formación de artistas», cuenta Sadir a Télam.

«Nosotros autogestionamos los lugares para mostrar. Es una forma de mover nuestra obra. No tenemos un espacio físico, funcionamos en diferentes lugares, en casas que nos prestan o alquilamos», agrega la artista que presenta un corpus de obra con eje en la cestería, esculturas de mimbre que responden a una investigación sobre técnicas artesanales tradicionales y que viene realizando junto a artesanos de Tigre y también de los Valles Calchaquíes.

Por su parte, La Arte de Salta, funciona desde mediados de 2015 en la capital salteña, como plataforma de difusión y circulación de la producción artística de la región, dirigido por la artista Soledad Dahbar.

Es un proyecto que nació con la intención de ?mostrar artistas del noroeste argentino, que tienen un vínculo con ese contexto?, contó Dahbar a Télam.

Allí, la artista y gestora exhibe, además del trabajo del Colectivo Zonda, sus propias obras, en las que reversiona el trabajo del artista estadounidense James Turrell, quien posee su museo en Colomé, Salta, abocado a la percepción del color y el espacio a través de la luz.

«El espacio nació en mi casa, como taller y se fue transformando en una plataforma de difusión, circulación y venta de arte de la región. Ahora no hay un espacio físico, es todo virtual. Incluso, hemos vendido obra por WhatsApp», comenta.

El Gran Vidrio de Córdoba, galería que dirigen Catalina Urtubey y Romina Castiñeira, presenta la obra de Nina Kovensky, un proyecto bautizado ‘Realidad disminuida’, con obras que simulan cámaras de seguridad y que monitorean nuestros movimientos de manera permanente.

Otro de los espacios, Búm de La Plata, dirigida por Rodrigo Barco, surgió con la «necesidad de generar un circuito comercial frente a una explosión del arte que ocurrió en esa ciudad?» explica Lucía Rivero, a cargo del stand.

Allí se ven las obras de Franco Mehlhose, un conjunto con referencias al art decó y a la arquitectura salomónica de los años 30 del interior de la provincia de Buenos Aires.

Para Villanueva, ?muchos de estos proyectos pasan por una cosa mucho más social. Reunirse, organizar fiestas. Es reunir personas. A veces no necesariamente la obra es lo importante sino todo lo que gira alrededor?, concluye.

Fuente: Telam

Nota Original

Related posts

Llega una compilación de leyendas urbanas para chicos – Télam

EL Post

Reconocieron a conductores de colectivo próximos a jubilarse

EL Post

Descubren el dedo perdido de una famosa estatua romana…en el Louvre

EL Post

Realizarán un recorrido por el Casco Histórico porteño por el 25 de Mayo – Télam

EL Post

El Libro de la Semana: «Lo que está y no se usa nos fulminará», de Patricio Pron – Télam

EL Post

Firmaron sus libros con seudónimos masculinos, ahora serán leídas con sus verdaderos nombres – 26/11/2018

EL Post
Abrir chat
Powered by