Sin categoría

Pindonga y Cuchuflito siguen generando polémica

Para los supermercados, las marcas ‘La Pindonga’ o ‘Cuchuflito’ «están salvando la mesa de comida». Sin embrago Cristina Kirchner se refirió de una manera particular a las segundas marcas y generó disturbios.

Las marcas La Pindonga o Cuchuflito», así definió la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner a las segundas marcas y le llovieron las críticas. Si bien muchos opositores al kirchnerismo tomaron las declaraciones como un desprecio a la industria nacional, para la cámara de supermercados chinos la actual senadora nacional “no quiso decirlo en sentido peyorativo”, pero que esas marcas son las que “están salvando la mesa de comida”.

 En medio de la polémica, la presidenta de la Cámara Empresarial de Desarrollo Argentino y Países del Sudeste Asiático (CEDEAPSA), Yolanda Duran, mostró la postura de los supermercados chinos. “La expresidenta no se expresó bien en los nombres, pero no creo que lo haya dicho en un sentido peyorativo. Esas segundas, tercera o cuartas marcas son el pequeño empresario, la pyme pequeña que hace lo imposible para producir y para colocar productos de las góndolas”, señaló. Por su parte, el gerente de relaciones institucionales de Walmart, Juan Pablo Quiroga, aseguró que las declaraciones de la expresidenta “en principio no se corresponden a una descripción ajustada a la realidad”. “No tiene que ver con que está vinculado a una crisis económica necesariamente, es un nuevo pulso de consumo que ya se venía dando y que sí se acentuó un poco en este contexto”, comentó.

“Quiso apuntar por un lado al hecho de que el argentino se está moviendo a marcas de segundo orden. Pero no es un fenómeno nuevo, en nuestro caso viene de hace cinco años en forma progresiva, incluso se da en países estables económicamente”, explicó.

Este paradigmático cruce produjo que la expresidenta valore las primeras marcas, la mayoría de ellas internacionales, en detrimento de la industria nacional. El caso contrario se dio en el Gobierno, apuntado por “destruir la industria nacional”, en esta situación, la valoran. Así se expresó la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal que se mostró «orgullosa» de la expansión de productos desconocidos en las góndolas, pero no lo atribuyó a la crisis sino a un acuerdo con las Pymes.

Cristina no quiso decirlo en un sentido peyorativo, pero Vidal se subió al carrito para sumar políticamente. De todas maneras, desde la segunda presidencia de CFK que venimos mal y hoy las ventas están totalmente planchadas”, comentó la presidenta de la cámara de supermercados chinos.

Sobre la diferencia con las primeras marcas, destacó: “Es por el tema de la publicidad. Si bien son menos conocidos, tienen una diferencia de entre 25 y 30 % en el precio. Pero la publicidad no define que el producto sea mejor o peor”.

Por su lado, desde Walmart comentaron que en su caso, “las marcas propias en 2017 representaban el 12% de las ventas, a mitad del año pasado estaban en 15% y ahora en 18%”.

El contexto económico también hace que nuevos compradores prueban segundas marcas, que son entre un 15 y 20% más económicas, y ven que la calidad es la misma”, agregó Quiroga. Segundas marcas: Vidal le contestó a Cristina por «pindonga» y «cuchuflito» En esa línea, desde la cámara de supermercados chinos, aseguraron que los potenciales compradores de esas segundas marcas son “la gente de barrio o los jubilados ya que los supermercados chinos proveen a la gente que menos tiene” y que “es importante que se puedan llevar los productos a su casa y puedan comer”. Por eso, destacó que “las segundas y terceras marcas están salvando la mesa de comida”. “Hoy en día ganan terreno las segundas y terceras marcas.

Las primeras marcas lideraban casi un 100% en las góndolas, pero ahora las segundas marcas tomaron casi un 40% de las góndolas”, señaló Duran. Si bien destacó ese crecimiento, Duran aseguró que la crisis también las golpea: “Tienen la oportunidad de tomar más mercado pero se ahogan en la producción porque no tienen para comprar insumos, aumenta el combustible, la logística, paritarias, los servicios”.

“El que puede se lleva la primera marca, pero el que no, se ahorra más de un 25%. Es que en segundas marcas hay margen para negociar, pero en primeras no. Los líderes tienen sus precios en dólares o euros, pero están ciegos y no ven la realidad argentina. Sus balances deben estar en rojo, tienen que bajar un poco y ver la realidad económica”, concluyó.

 

(Fuente perfil)

Related posts

Noche de los Museos: bandas militares tocarán en la Casa de Gobierno – Télam

EL Post

Aprueban una ley que regula la inversión privada en proyectos culturales de la Ciudad – Télam

EL Post

Vacacionar en la Costa costará un 45% más que el año anterior

EL Post

Marcelo Locane : “En Boedo está mi vida, mi historia”

EL Post

La City porteña silenciosa y vacía

EL Post

Pruebas fehacientes de que el mundo es mejor

EL Post
Abrir chat
Powered by