Sociedad

Recomiendan empezar a los 45 años los controles para evitar el cáncer de colon

Una organización del cáncer destacada recomienda por primera vez, iniciar el estudio de detección de cáncer colorrectal a la edad de 45 años, en lugar de esperar hasta los 50, un umbral que durante mucho tiempo fue respaldado por muchos otros grupos médicos. Las nuevas pautas, de la Sociedad Americana del Cáncer, extenderían la detección del cáncer colorrectal de rutina a unos 22 millones más de adultos estadounidenses entre los 45 y los 49 años y enviarían un mensaje claro de que el cáncer colorrectal, que ha ido en aumento en los adultos jóvenes, ya no es más una enfermedad de las personas mayores.

Thomas Weber, copresidente de un grupo de tareas del cáncer de colon de inicio a edad temprana de la Mesa Redonda Nacional del Cáncer Colorrectal, denominó a la reducción de la edad para el primer estudio de detección, como “un punto de inflexión” que podría salvar miles de vidas.

“Este es un abordaje muy, muy grande”, afirmó Weber, quien es director de oncología quirúrgica para la región noroeste de Northwell Health. “Los datos epidemiológicos sólidos de nuestros registros nacionales del cáncer documentan un aumento drástico en la incidencia del cáncer de colon, y especialmente de cáncer rectal entre individuos menores de 50, y la amplia mayoría de esos casos están en el rango de 40 a 49 años”.

Las pautas, dadas a conocer el miércoles, fueron publicadas en «CA: A Cancer Journal for Clinicians», una publicación arbitrada por pares de la Sociedad Americana del Cáncer. No es un llamado a que todos se hagan una colonoscopía, el estándar de oro de la detección del cáncer de colon. Sino más bien, maximiza las probabilidades de que las personas se hagan un estudio preventivo; la sociedad del cáncer desea que los médicos ofrezcan a sus pacientes una opción de entre seis alternativas diferentes de estudios preventivos, desde el procedimiento más invasivo, la colonoscopía, que puede hacerse cada 10 años, hasta pruebas de laboratorio en muestras de materia fecal que se pueden recoger en casa, y que deben repetirse con más frecuencia y ser seguidas por una colonoscopía si los resultados son positivos.

El grupo estima que unos 16.450 nuevos casos de cáncer de colon o rectal serán diagnosticados este año entre los estadounidense menores de 50.

En 2014, el 43 por ciento de los casos de cáncer colorrectal en los menores de 50 se produjeron en los adultos de entre 45 y 49 años, de acuerdo con Rebecca L. Siegel, epidemióloga de la Sociedad Americana del Cáncer y autora principal de varios informes que demuestran un aumento del cáncer colorrectal en adultos tan jóvenes como quienes tienen entre 20 y 30 años.

El grupo no recomienda estudio de detección preventivo de rutina para quienes tienen menos de 45 años porque las tasas absolutas de cáncer en esos grupos etarios todavía son muy bajas y hay riesgos asociados con los procedimientos como la colonoscopía, que incluyen las perforaciones del intestino.

Se espera que más de 140.000 estadounidenses reciban un diagnóstico de cáncer de colon o recto este año. La enfermedad conduce a más de 50.000 muertes anuales, convirtiéndose en la segunda causa principal de muerte por cáncer entre los adultos estadounidenses.

La amplia mayoría de los cánceres colorrectales todavía se encuentran en personas mayores, con casi un 90 por ciento de todos los casos diagnosticados en personas de más de 50. Pero mientras la incidencia y las muertes entre los de 55 años o más han ido disminuyendo en las últimas décadas, al menos en parte por los estudios preventivos que dan como resultado la remoción de pólipos precancerosos y la detección temprana del cáncer, los análisis recientes han documentado un aumento del 50 por ciento en las tasas de cáncer colorrectal entre adultos menores de 50 entre 1994 y 2014.

Mientras que las tasas de cáncer colorrectal bajaron firmemente para las personas nacidas entre 1890 y 1950, éstas han ido aumentando para cada generación de los nacidos a partir de 1950. Un estudio reciente de la Sociedad Americana del Cáncer de Siegel encontró que los adultos nacidos en 1990 tienen el doble de riesgo de cáncer de colon y cuatro veces más de riesgo de cáncer rectal en comparación con el riesgo que enfrentaban los adultos nacidos en 1950 a una edad comparable.

Para los adultos más jóvenes como Gale Fritsche, que hoy tiene 55 años, de Allentown, Pensilvania, las recomendaciones existentes se quedan cortas. Fritsche tuvo su primera colonoscopia de prevención a los 50, aunque descubrió que ya tenía cáncer de colon avanzado.

“Cuando entré, no pensé que iba a haber problemas, y me desperté con dos médicos al lado mío que me decían, ‘Tenemos un problema’”, afirmó Fritsche, atleta de competencia que dijo que sigue una dieta saludable y no tiene antecedentes de cáncer de colon. “Si hubiera comenzado con los estudios preventivos cinco años antes, mi cáncer podría haber sido tomado en un estadio más temprano y no tan avanzado como estaba”.

Las nuevas pautas ponen a la Sociedad Americana del Cáncer en contra de otras organizaciones nacionales que recomiendan comenzar con el estudio preventivo a los 50 y plantea interrogantes acerca de si los aseguradores pagarán los estudios antes de esa edad.

La influyente Fuerza de Tarea de Servicios Preventivos decidió en contra de disminuir la edad para realizar estudios preventivos a 45 años, cuando actualizó sus recomendaciones en 2016 y sigue recomendando comenzar el estos estudios de rutina a los 50.

La Multi-Society Task Force sobre Cáncer Colorrectal, que incluye a representantes de varios grupos de gastroenterología, urge a los afroamericanos a que comiencen sus estudios preventivos de rutina a los 45 años porque tienen una carga mayor de riesgo de cáncer colorrectal, aunque aconseja a los demás en edad promedio que comiencen el estudio preventivo a los 50.

La Sociedad Americana del Cáncer reconoce que la evidencia de los estudios preventivos en los menores de 50 no es tan sólida como para los de 50 o más, aunque, sin embargo, dicen que es obligatoria. El grupo también dice que los estudios preventivos deben continuar hasta los 75 años pero que las decisiones para los mayores de 75 deben ser individualizadas basándose en la preferencia del paciente, la expectativa de vida y el estado de salud.

El mensaje para ambos, el público en general y los médicos, es que el “cáncer colorrectal puede ocurrir a cualquier edad”, incluso entre los adolescentes, afirmó el Dr. Richard C. Wender, director de control del cáncer de la Sociedad Americana del Cáncer. “Si pierde peso o tiene cambios en la evacuación intestinal o tiene síntomas tales como sangre en la materia fecal, es necesario saber por qué.” Él observó que aunque las hemorroides son una causa de sangrado rectal, son menos comunes en personas más jóvenes y “no existe algo como sangrado rectal normal”.

“Lo que es realmente importante es que los médicos estén conscientes”, dijo el Dr. Robin Mendelsohn, gastroenterólogo, codirector del Centro para Cáncer Colorrectal de Inicio en la Juventud en el Centro del Cáncer Memorial Sloan Kettering, dedicado solamente a tratar pacientes menores de 50. “Muchos de nuestros pacientes jóvenes dicen, ‘Bueno, vi a cinco médicos que me dijeron que era hemorroides y pensé que era demasiado joven para tener cáncer.’ Uno de nuestros objetivos principales es difundir el mensaje a todos los médicos que atienden a estas personas por primera vez”.

Traducción: Patricia Sar

Nota Original

Related posts

se presentaron 108 mil en un solo día

EL Post

Crece el interés por ser parte de la fuerza en medio de la crisis laboral

EL Post

Tomarán colegios en apoyo de la legalización del aborto

EL Post

Noticias en SOCIEDAD : La multitudinaria Marcha Federal Educativa llegó a Plaza de Mayo

EL Post

Quién era Justina, la chica que inspiró la ley que obtuvo media sanción

EL Post

Aborto legal: con las exposiciones del ministro de Salud y el Padre Pepe terminarán las audiencias en Diputados

EL Post
Abrir chat
Powered by