Salud

¿Se viene una revolución sanitaria?

El Covid -19 trajo aparejado replanteos en el sistema de salud de todo el mundo.Cuales son las consideraciones y por que se habla de una revolución.

Por Patrick O’Neill

La pandemia de COVID-19 está obligando a los latinoamericanos a reconsiderar su reticencia a buscar asesoramiento médico de otras fuentes que no representen acercarse al consultorio de su médico. Tal paso requiere una mejor comprensión de los riesgos relacionados con el diagnóstico en línea y las noticias falsas, pero con las innovaciones adecuadas, la telemedicina podría tener un efecto revolucionario en las prácticas médicas en la región.

Desde que Brasil envió de vuelta a casa a unos 8.500 médicos cubanos a principios de 2019, con el fin de crear empleos para sus profesionales, viene teniendo problemas para encontrar médicos dispuestos a trabajar en las zonas rurales del país más grande de Sudamérica. Más de 1000 médicos brasileños dejaron sus nuevos puestos en los primeros tres meses, por lo que las comunidades más aisladas del país quedaron desatendidas y en riesgo.

La situación empeoró aún más cuando la Junta Médica Central brasileña aprobó la telemedicina solo para revocarla menos de tres semanas después. La Junta había recibido más de 1400 quejas y llamadas por las demoras de los médicos y las entidades médicas locales. Ahora, sin embargo, el COVID-19 obliga a la industria a evolucionar rápidamente y los brasileños parecen aprobar esta evolución.

Un nuevo estudio de Sherlock Communications, en colaboración con Toluna Insights, encontró que solo el 4% de los encuestados brasileños no confía en la telemedicina, el nivel más bajo de desconfianza de los seis grandes de América Latina, que también incluye a México (7%), Argentina (7.5%), Colombia (7%), Perú (9%) y Chile (6%). Con una población más abierta a obtener asesoramiento inicial de forma remota, la telemedicina podría reducir el número de pacientes que llegan a realizarse cirugías, lo que les permite a los médicos priorizar a los más necesitados.

El fracaso de este tipo de tecnología, hasta ahora, puede explicarse por la falta de beneficios tangibles, restricciones financieras, resistencia oficial, falta de experiencia e inercia dentro del sistema de salud. La OMS también destaca los altos costos, la falta de conocimiento técnico y la infraestructura frágil como barreras para su adopción en los países en desarrollo. Con objetivos enfocados e inversiones adecuadas, las innovaciones digitales como la Inteligencia Artificial pueden superar muchos de estos problemas

Cuando se preguntó a los encuestados en qué circunstancias usarían la telemedicina, el estudio encontró que los brasileños, mexicanos, argentinos y peruanos la emplearían, principalmente, para evitar pisar un hospital, hospital, mientras que los colombianos dijeron que la usarían principalmente para evitar el contacto con el virus en los centros de salud. La respuesta más común de los chilenos es que la usarían solo si lo proporciona un médico que ya conocen.

Con el nuevo Coronavirus que hace que las consultas en línea sean esenciales para limitar la propagación, América Latina es testigo de un aumento en las búsquedas de información confiable sobre la salud. Sin embargo, esto trae algunos problemas. Las personas son cada vez más conscientes de la difusión de noticias falsas (fake news), pero la confianza en las redes sociales sigue siendo demasiado alta. Según el nuevo estudio, casi el 50% de los latinoamericanos encuestados confía en lo que leen en sitios como Facebook, Instagram, WhatsApp y Twitter

Esto no quiere decir que las redes sociales no puedan ser valiosas tanto en tiempos de crisis de salud como en tiempos más normales. El problema no es la plataforma como tal, sino la fuente de la información. Los hechos publicados en Facebook por The Mayo Clinic, por ejemplo, podrían resultar extremadamente útiles para una familia que lucha con un problema de salud. Sin embargo, el hecho de que pueda aparecer junto a un anuncio de medicina alternativa o un terapeuta deshonesto plantea problemas de confianza de inmediato.

En estos tiempos, el uso de la tecnología en la industria de la salud de América Latina llegó para quedarse. Si la región puede abrazar el futuro y al mismo tiempo continuar educando a sus ciudadanos sobre cómo diferenciar entre confiables y embaucadores, puede ser un hecho positivo para la región durante un período de sufrimiento sostenido.

__________________________________________________________________________________

Acerca de Patrick O´Neill:

Basado en Río de Janeiro, Patrick O´Neill es socio de Sherlock Communications y cuenta con más de 20 años de experiencia en marketing, comunicación y relaciones públicas. Planeó y realizó muchos lanzamientos de productos de consumo a gran escala y desarrolló campañas comerciales. Además, coordinó proyectos corporativos en mercados internacionales. Patrick fue responsable de la estrategia y la coordinación de la campaña de buzones de oro de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 de Royal Mail Group. También fue portavoz de los medios de radiodifusión nacionales e internacionales, además de comunicarse con parlamentarios, formadores de opinión y grupos de interés especial. Patrick ganó el premio PR Week a la mejor comunicación corporativa, el premio regional PR Week, el premio IVCA Clarion y fue finalista en CIPR.

Related posts

6 factores que hacen imposible bajar de peso en dieta

EL Post

Cómo saber que todo va bien con nuestros huesos

EL Post

El coronavirus en los niños: podrían desarrollar sintomatologías graves

EL Post

Remedios naturales para prevenir el COVID-19

EL Post

Adiós a la gripe: 3 licuados para subir las defensas

EL Post

Ley Justina

EL Post
Abrir chat
Powered by