ESCENARIO

Vidal vs Kicillof : una elección muy reñida

La pelea voto a voto recrudece en los distritos del conurbano bonaerense en donde no solo está en juego la continuidad de María Eugenia Vidal en la Gobernación frente a su competidor, Axel Kicillof. Estrategias de campaña y el minuto a minuto de una lucha por el poder.

El conurbano bonaerense y sus distritos es quizás el escenario más crudo de las luchas de poder.

Allí a días de las pasos , Juntos por el Cambio y el Frente de Todos batallanpor ganar nuevos votos, recuperar sufragios perdidos, aumentar o achicar diferencias apuntando también a la contienda presidencial que podría resolverse en primera vuelta.

Para Vidal un buen resultado en la tercera electoral, donde la diferencia no sea grande, y una victoria en la primera sección serán las dos claves para intentar retener la Gobernación y darle la posibilidad de un triunfo a Mauricio Macri.

Aunque se dan como perdidas, se aspira a mejorar la performance de 2017 en distritos grandes de esta sección.

En La Matanza (con el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro), en el vidalismo estarían conformes con quedar segundos superando el 35%; o pelear Avellaneda con el periodista radical Luis Otero, quien podría alcanzar el 44%.

 Para ello, además de una recuperación de la imagen del Presidente, en las oficinas de la Avenida Libertador consideran clave tanto la participación, en especial que crezca de las PASO a las generales de octubre, y apuntan a crecer en el norte y el oeste bonaerense para compensar la caída en el sur.

Entre los distritos clave que no gobierna –los “sin tierra”– el oficialismo aparece San Martín, donde uno de los históricos vidalistas: el ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, quien aún sigue con los timbreos y mueve unos 400 dirigentes todas las semanas. Nacido en San Martín, donde militó toda su vida política en el PJ (allí se codeó con Graciela Camaño y Sergio Massa) es una de las apuestas del oficialismo. En 2017 superó el 40% y hoy aspira a pasar el 45%.

En el Frente de Todos enseguida retrucan que estos números se dieron porque el peronismo jugó dividido y descartan que Gabriel Katopodis pierda la intendencia.

Otro caso es el de Ituzaingó. Podría volver a ser la sorpresa: como en 2017, cuando el oficialismo alcanzó el 42%, con el joven Gabriel di Castelnuovo se entusiasman con superar el 48% y ganar.

 En Tigre también ven con buenas perspectivas al actor Segundo Cernadas, quien si supera el 40% podría acceder a la intendencia. Dónde voto: ya se puede consultar el padrón definitivo.

Entre los municipios de Juntos por el Cambio, hay buenas expectativas en los dos de la tercera, Lanús (con Néstor Grindetti) y Quilmes (con Martiniano Molina), quien podrían ser reelectos con 48% y 44% respectivamente. En la primera, Morón, San Miguel y Pilar serán observados con lupa.

 En los dos primeros, Ramiro Tagliaferro y Jaime Méndez no tendrían problema en superar incluso el 50%. En Pilar será más complicado: Nicolás Ducoté, quien esta semana tuvo el apoyo de Elisa Carrió, tendrá una dura batalla mano a mano con el peronista Federico Achával. Algo similar ocurre en Hurlingham, donde Lucas Delfino tendrá una pelea compleja ante Juan Zabaleta, el intendente peronista.

Qué les respondió Axel Kicillof a quienes lo tildan de «marxista» Para ganar la Provincia, los intendentes peronistas se meterán en una pelea que hasta ahora esquivaron, por lo que apuntarán contra Vidal.

El puntapié inicial lo dio Katopodis. “En el puerta a puerta tenemos que dejar en claro que el estado de los hospitales es deplorable, que la inseguridad sigue siendo alta y que Vidal no hizo otra cosa que seguir las políticas de ajuste de Macri”, coincidieron esta semana los intendentes. “Vidal es Macri”, repetirán.

Quedan pocos días de campaña y en el Frente de Todos aún ven que la boleta completa tiene forma de “u”: la categoría a presidente e intendente están por encima en intención de voto que la de Kicillof (ubicada en el medio de ambas).

Las encuestas demuestran que la fórmula presidencial de Alberto Fernández y Cristina Kirchner mantiene dos y hasta tres puntos de diferencia con la intención de voto de Kicillof. “Hay un votante de Cristina que aún Axel no logró captar”, reconoce un intendente del Conurbano.

Por eso, a último momento, desde el Instituto Patria decidieron que el postulante a la Gobernación se sume a la presentación de Cristina en Mar del Plata. “Tiene que lograr transmitirle la totalidad de sus votos”, insisten.  “Sé que todos los intendentes peronistas miden más que yo en sus distritos”, les dijo el competidor de Vidal a más de cuarenta jefes distritales con los que se reunió esta semana.

Por ello, les pidió trabajar juntos para que arrastren su boleta y el corte de boleta no lo perjudique.

Una tercera vía (Roberto Lavagna) con menor caudal que el que supo tener Sergio Massa dará como resultado más votos para el peronismo aunque también para Vidal, ya que en este territorio, la polarización puede llegar en las PASO a superar el 80%.

Pero esta alianza entusiasma al peronismo, sobre todo, a recuperar votos en la primera sección, en donde los “amarillos” pintaron algunos distritos con su color.

Allí, la figura del ahora primer candidato a diputado nacional colaboraría en Tigre, San Fernando, Hurlingham, San Miguel y San Martín, entre otros. Cómo se hacen y cuánto cuestan las encuestas que influencian las elecciones

En el peronismo aseguran que ninguna intendencia está en peligro. En la actualidad cuentan con 58 municipios a los que se suman ocho distritos gobernados por el ahora aliado Frente Renovador. Incluso, se entusiasman con recuperar otros como Beri-sso, San Vicente, Brandsen y hacer una elección peleada en Quilmes, Luján, Pilar y San Miguel. Las ciudades del interior provincial también se meten en la batalla.

Las ciudades grandes del interior también serán clave para el oficialismo que apuesta a ellas para reducir el caudal de votos perdidos en el sur del conurbano bonaerense.

En Mar del Plata se dará la interna más grande de la Provincia para Juntos por el Cambio: el vidalista Guillermo Montenegro se enfrentará a la radical Vilma Baragiola, en una elección pareja.

El ex ministro de Seguridad tiene una leve ventaja (ver nota aparte) pero dentro del margen del error. La radical es una histórica dirigente local, pero no goza de la simpatía de la gobernadora quien, en privado, ha sido muy crítica del paso de Baragiola en el área social del actual intendente, Carlos Arroyo, desplazado del oficialismo por sus problemas de gestión.

 A pesar de ello va con boleta corta. El peronismo sabe que una recuperación en el conurbano bonaerense ya no alcanza para ganar la Gobernación y pensar un triunfo nacional.

Por ello, también apuntan a tres grandes ciudades. Una de ellas es Mar del Plata. Aunque la candidata a intendenta, Fernanda Raverta aún es desconocida para el electorado, creen que la crisis económica y el desempleo que afectó fuertemente a Mar del Plata puede achicar la diferencia con Vidal que en 2015 superó el 50% de los votos. �����ѫ9���

Related posts

Repunta la economía y hay buenas perspectivas para octubre

EL Post

Macri no asistió el acto de la AMIA

EL Post

Drama venezolano: Bajo el consumo de carne drásticamente en un año

EL Post

Las PASO 2019 muy similar a las del 2015

EL Post

El gobierno apuesta a las obras públicas como estrategia

EL Post

Que dicen las encuestas a días de las PASO

EL Post